La empresa de comida rápida ha explicado que el sector, que emplea “a miles de personas”, necesita de todo el apoyo posible en estos momentos”, e invita a los británicos a pedir comida a domicilio o recogerla en el local. El panfleto también menciona restaurantes como KFC, Subway, Domino’s Pizza, Pizza Hut, Five Guys, Greggs, Taco Bell y Papa John’s.

El comunicado finaliza con un claro mensaje: “Una Whopper es siempre lo mejor, pero una Big Mac no está mal“. La campaña llega en un momento crítico para la hostelería. Boris Johnson ha decretado el cierre de los restaurantes, a no ser que sea para pedir comida a domicilio hasta diciembre, y el sector afronta una dura crisis.

Fuente:  lainformacion.com