music_note
  • ¡HAZ TU PROGRAMA!
  • ¿QUÉ HACEMOS POR TI?
  • EVENTOS LATINOS
  • CONTACTO

ACTUALIDAD

El Gobierno retrasó 7 meses la aprobación de la orden para fijar el precio de las mascarillas

todayfebrero 1, 2022

Fondo
share close

El Gobierno fijó un precio máximo de venta para las mascarillas quirúrgicas -de 0,68 euros- a mediados de noviembre de 2020, siete meses después de que esta cuestión se planteara en un Consejo Interterritorial de Sanidad y, sobre todo, de que el entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, asegurara a los consejeros autonómicos que ya se estaba trabajando en ello. La medida no llegaría hasta meses después, cuando hacía más de un trimestre que este producto se había hecho obligatorio y cuando la oferta en supermercados y tiendas de todo tipo era ya tan numerosa que se vendían a un precio menor.

La posibilidad de fijar un precio máximo para las mascarillas figura en el acta correspondiente al Consejo Interterritorial del 16 de abril de 2020, una de las 116 a las que ha tenido acceso 20minutos a través del Portal de la Transparencia.

“Respecto al uso de las mascarillas por parte de la población, sería conveniente poner un límite a los precios máximos de venta en público”, comenta el 16 de abril el consejero de Asturias, Pablo Fernández. La respuesta de Illa es que “se está elaborando una orden para limitar el precio de venta al público”.

Para entonces, ya había pasado más de un mes desde que que se había decretado el primer estado de alarma, el mismo tiempo que los ciudadanos llevaban confinados en sus casas. En esa fecha se reportaron 551 fallecidos más que la víspera y la presión hospitalaria seguía siendo muy elevada. Por ejemplo, la entonces consellera de Cataluña, Alba Vergès, habló de UCI ocupadas a un 77% con enfermos Covid, frente al 80% de días anteriores, tal y como consta en las actas.

La orden que fijaba un precio máximo de mascarillas no llegó hasta noviembre de 2020, siete meses después, cuando el Ministerio de Consumo anunció primero un coste máximo de 0,72 euros la unidad, que se rebajó después a 0,68 como consecuencia de la bajada del IVA -del general del 21% al superreducido del 4%- que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, estuvo intentando frenar durante semanas.

A día de hoy, la rebaja al 4% del IVA de las mascarillas sigue vigente, aunque solo a las quirúrgicas, no a las FFP2, y ha sido prorrogada hasta junio de 2022. De momento no hay fecha para que su uso deje de ser obligatorio. En junio de 2021 se levantó la obligación de llevarlas al aire libre, que se recuperó el 24 de diciembre, en plena sexta ola. Precisamente, este martes el Congreso vota si se convalida aquel decreto o si se rechaza, en cuyo acaso decaería el uso de mascarillas por la calle.

Mascarillas para gestionar residuos

La promesa no cumplida de Illa de actuar en el corto plazo sobre el precio de las mascarillas que todo el mundo debería usar a partir de mayo se puede apreciar también en la contestación que dio al consejero de Andalucía, Jesús Aguirre, que aquel 16 de abril de 2020 le pregunta “si sería factible que el Ministerio mandara mascarillas a las subdelegaciones del Gobierno para que estas las entreguen a las empresas de recogidas de residuos”, dado que una de las cuestiones que más se trató en la reunión de aquel día fue cómo gestionar los “problemas” que estaba generando en muchas comunidades “el incremento de los residuos provocados por el Covid-19″.

El consejero andaluz no recibió una respuesta positiva por parte de Illa: “Responde que las empresas [de recogida de residuos] tienen la obligación de proveerse por su cuenta de los equipos de protección que sean precisos en su trabajo. Otra cuestión es un caso puntual, de una empresa que preste un servicio muy esencial y en una situación particular que se puede estudiar”, refleja el acta del Consejo Interterritorial del 16 de abril.

Mejora la situación

En esa misma reunión de mediados de abril de 2020, los consejeros empezaron a constatar que, poco a poco, la situación iba mejorando, pero todavía se registraban entre 500 y 600 muertos diarios por Covid, tal y como trasladó Illa. “Está siendo complicado doblegar la curva y aún exige mucho esfuerzo por parte de todos”, añadió.

El 16 de abril ya se había constituido y reunido por primera vez el “grupo de desescalada” para empezar a preparar el proceso de salida del confinamiento que empezaría a principios de mayo.

Para entonces, ya había laboratorios que podían hacer pruebas serológicas y también las empresas que hacían test a sus empleados. Es en este contexto en el que se planteó la cuestión del coste de las mascarillas. Con la población todavía confinada en sus casas, de momento no era obligatorio -no lo sería hasta bien entrado mayo- y empezaba a solventarse la carestía de este artículo, aunque el ministro seguía siendo muy cauto sobre a quién debía el Gobierno proveer de este complemento.

20minutos empezó ayer a revelar las actas de la pandemia

Escrito por Z7O-_

Rate it

Artículo anterior


Publicaciones similares


Portuguese PT Spanish ES
0%