music_note
  • ¡HAZ TU PROGRAMA!
  • ¿QUÉ HACEMOS POR TI?
  • CONTACTO

ACTUALIDAD

La filantropía como aliada del periodismo

todayfebrero 15, 2022

Fondo
share close

La filantropía puede ayudar a fortalecer la industria de los medios, de hecho ya lo está haciendo en países como EE.UU donde el movimiento filantrópico tiene un largo recorrido.

La democracia requiere un cuarto poder fuerte, necesitamos medios que puedan hacer frente a los ataques y proporcionar un control del poder para el gobierno y las plataformas. Pero también necesitamos salas de redacción que puedan ayudar a unir a los ciudadanos, informar y fomentar una participación respetuosa y vibrante en nuestras comunidades.

No obstante los mecenas necesitan una mayor comprensión de las necesidades locales para crear un ecosistema de medios más fuerte y mejores resultados.

También hay nuevas formas para que los financiadores trabajen juntos, en coaliciones de múltiples partes interesadas e incluso en asociación con los beneficiarios.

Los nuevos enfoques y fuentes de financiación destacan la necesidad de recopilar y analizar datos sobre la financiación global de los medios.

En un reciente reportaje del diario report.cat analizan el fenómeno de los multimillonarios y filántropos en general que se están involucrando en los medios de comunicación y pueden salvar la situación precaria de la industria.

Las últimas crisis económicas y la digitalización han acelerado un proceso que parece inevitable: la decadencia de los medios tradicionales. Pero frente a esta situación, en la última década han emergido nuevas figuras que están apostando por la prensa en papel: los multimillonarios. Este grupo de empresarios de éxito estadounidenses están encontrando en los medios de comunicación un nuevo sector en el que invertir, pero también un espacio donde cultivar su vertiente filantrópica a bajo coste.

La primera vez que un multimillonario entró en el negocio de las cabeceras de periódicos fue en 2013, cuando el fundador de Amazon, Jeff Bezos, adquirió el Washington Post. Este último año, Bezos ha sido noticia por sus aventuras en el espacio, pero antes de todo esto el magnate logró la propiedad del conocido medio estadounidense.

Cierto que durante el siglo XX existieron figuras de grandes propietarios de medios de comunicación como William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer, pero solían ser empresarios del sector y con una dilatada experiencia como directores de periódicos. En cambio, Bezos fue el primero en reconocer que no tenía ni idea de periodismo, pero sí digitalizar un negocio.

La compra del Post por Bezos se produjo hace ocho años, cuando entonces el diario se encontraba inmerso en la crisis de la prensa y no hacía más que perder dinero y lectores. Bezos compró la cabecera por un total de 250 millones de dólares y, junto con Martin Baron –exeditor del Post–, impulsaron toda una serie de cambios para modernizar el diario fundado en 1877. Bajo la propiedad de Bezos, el Washington Post ha aumentado significativamente su plantilla (pasando de doscientos cincuenta a novecientos redactores), ha apostado por la transformación tecnológica y se ha convertido en un medio con un foco internacional con una audiencia global, dejando atrás el rol de cabecera doméstica que tradicionalmente había ocupado. Esto ha permitido que el medio haya pasado de acumular pérdidas a convertirse en un negocio rentable con más de 1,5 millones de suscriptores de pago.

Pero más allá de la figura de Bezos, hay otras muchas que también se han convertido en nuevos propietarios o inversores en medios de comunicación. Este mismo año el grupo Tribune Publishing –que engloba de The Chicago Tribune, The Baltimore Sun o The Daily News– ha vivido una lucha enconada por encontrar nuevos propietarios. El millonario sueco Hansjörg Wyss y el magnate hotelero Stewart W. Bainum Jr. presentaron una oferta de más de 680 millones de dólares para quedarse con la empresa.

En California, el Los Angeles Times también fue adquirido en 2018 por el doctor multimillonario Patrick Soon-Shiong y, aunque no ha resultado del agrado de todos, muchos prefieren esta alternativa a recurrir a un fondo de inversión libre. En la costa este, The Boston Globe es también propiedad de John W. Henry, el empresario y propietario del equipo de béisbol Red Sox y del club de fútbol Liverpool, desde 2013.

Por otra parte, la revista TIME fue comprada también hace tres años por Marc Benioff, el fundador de Salesforce. Por último, Laurene Powell Jobs –viuda de Steve Jobs– es también una de las mujeres empresarias que han apostado por invertir en periodismo: con una fortuna de 19.000 millones de dólares ha participado en medios como The Atlantic, Pop-Up Magazinei Axios.

Este modelo, además, se está replicando también a nivel estatal y local, donde multimillonarios de varios rincones del país están comprando cabeceras más pequeñas.

(…)

Varias voces del país apuntan a que toda esta tendencia responde principalmente a dos factores. En primer lugar, la prensa necesita desesperadamente ese apoyo, ya que muchas redacciones se encuentran en una situación económica muy complicada. De hecho, estas inversiones han permitido que muchos medios de comunicación no tuvieran que bajar la persiana y que, a pesar de no tener el renombre de grandes cabeceras como The New York Times, pudieran seguir formando parte de la lucha por conseguir nuevos lectores. Sólo en Estados Unidos desaparecieron hasta 1.800 diarios entre 2004 y 2018, según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte.

En segundo lugar, la prensa supone un negocio filantrópico, similar a cuando Bill y Melinda Gates crearon su fundación décadas atrás. Invertir actualmente en medios de comunicación permite a los multimillonarios apostar por un proyecto a largo plazo, destinando capital a una función social desde su punto de vista.

Por las redacciones, en cambio, todo es visto como un «mal menor» porque la alternativa de ser propiedad de un fondo de inversión supone aumentar las medidas de austeridad, como recortar personal, y tener que cumplir una rentabilidad económica a corto plazo poco viable.

Ahora bien, ¿cuáles son las repercusiones de todo esto sobre el periodismo? Los expertos ya avisan de que encontrar un inversor rico no es la panacea para salvar al sector. Pero también es cierto que la mayoría de estos grandes empresarios no ha entrado a formar parte de la vertiente editorial de los medios de comunicación, sino de su negocio. Por ejemplo, Jeff Bezos ha aportado toda la estructura tecnológica tras el nuevo Washington Post, con un equipo de ingeniería de la altura de Silicon Valley, pero nunca ha formado parte de las decisiones periodísticas.

(…)

Redacción
En Positivo

Leer más:

La Inteligencia Artificial está transformando la manera de informar

Los principales retos para el periodismo en 2022

¿El podcasting puede ‘matar’ a la radio?

La entrada La filantropía como aliada del periodismo se publicó primero en En Positivo.

Escrito por Z7O-_

Rate it

Artículo anterior

ACTUALIDAD

Mañueco enfría un pacto con Vox para formar Gobierno al rechazar sus demandas: “La igualdad no es negociable”

El candidato a la Presidencia de Castilla y León y vencedor de los comicios autonómicos, Alfonso Fernández Mañueco, ha afirmado este martes, en referencia a las demandas de Vox para formar Gobierno que "la igualdad no es negociable para el Partido Popular". Ante sus compañeros en la sede del partido, el líder del PP en la región ha explicado que los ciudadanos "han pedido que dialoguemos". Para ello, ha solicitado […]

todayfebrero 15, 2022


Publicaciones similares


Portuguese PT Spanish ES
0%