music_note
  • ¡HAZ TU PROGRAMA!
  • ¿QUÉ HACEMOS POR TI?
  • EVENTOS LATINOS
  • CONTACTO

ACTUALIDAD

La mascarilla deja de ser obligatoria en interiores este miércoles con dudas en su aplicación

todayabril 19, 2022 7

Fondo
share close

El final de las mascarillas que ha decretado este martes el Gobierno ha dejado un amplio ámbito en la incertidumbre, al dejar en manos de cada empresa si sus empleados pueden olvidarse de ellas también en los centros de trabajo o si en ellos seguirá siendo obligatorio llevarlas. Es algo que deberá determinar el departamentos de riesgos laborales de cada compañía y para lo que el Ministerio de Sanidad y las comunidades han acordado este martes dar algunas pautas para unas decisiones que deberán tener en cuenta la separación entre empleados, la ventilación en las instalaciones y la existencia de trabajadores vulnerables.

Estos tres elementos forman parte de las “recomendaciones técnicas ante la finalización de la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores” que los directores generales de Salud Pública del ministerio y las comunidades han acordado este martes introducir en la nueva actualización de la guía para los entornos de trabajo que elaboró el Ministerio de Trabajo al principio de la pandemia -en febrero de 2020- y que después se ha actualizado hasta en 17 ocasiones para ir adaptando las recomendaciones a los departamentos de riesgos laborales a las distintas circunstancias por las que ha ido pasando la crisis sanitaria.

La última edición de este documento, llamado “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-Cov-2”, es del pasado 1 de febrero y se hizo para adaptarlo a la nueva fase de vigilancia por la que ya no es obligatorio observar aislamiento en casa si se está contagiado, por ejemplo.

Con el decreto que este miércoles hará finalmente efectivo el fin de la obligación de llevar mascarilla, también en espacios cerrados, la Comisión de Salud Pública se ha reunido tras el Consejo de Ministros que lo ha aprobado para acordar unas recomendaciones que son “de sentido común”, según fuentes conocedoras de las mismas, y que inciden en los tres elementos -distancia entre empleados, ventilación y presencia de trabajadores vulnerables- que deberían tener en cuenta las empresas para decidir si sus trabajadores pueden acudir ya sin mascarilla o deben seguir llevándola cuando estén en sus puestos.

Pautas dentro de unos días

El Ministerio de Sanidad publicará los detalles de esta nueva actualización de la guía para empresas “en los próximos días“, a pesar de que desde este miércoles los ciudadanos no estarán obligados a llevar mascarillas, salvo en los ámbitos concretos en los que seguirán siendo obligatorias: establecimiento sanitarios como hospitales, centros de salud, farmacias u ópticas; en las residencias de ancianos cuando se trate de trabajadores y visitantes, así como en los transportes públicos.

Al término del Consejo de Ministros que ha aprobado el decreto, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha explicado que la “filosofía” y la aplicación “general” de la norma es que ya no habrá que llevar la mascarilla salvo en las excepciones y cuando lo aconseje el “sentido común”, por ejemplo en mayores de 60 años, en reuniones donde pueda haber personas mayores, en el caso de mujeres embarazadas, de enfermos con el sistema inmunitario debilitado o en el caso de profesores que tengan factores que los hagan vulnerables a la Covid.

Pero mientras que la ministra ha sido tajante al afirmar que los niños no deberán llevarla ya en ningún caso en los colegios, el Gobierno traspasa la decisión a las empresas sobre si en los centros de trabajo ha llegado también el momento de despedirse de las mascarillas.

La regla general es que no serán obligatorias en el ámbito laboral. Ahora bien, si los servicios de prevención hacen una evaluación del riesgo de ese puesto de trabajo [de un empleado dado] y determinan algunas medidas, entre ellas la mascarilla, sí será obligatorio”, ha explicado Darias en Moncloa.

Consultar a los empleados

Esta indefinición ha provocado incertidumbre e incluso temor a litigios entre empresarios y empleados, y aunque el Gobierno se inhibe en una decisión que considera que corresponde a cada empresa, la Comisión de Salud Pública ha enmendado este martes una guía que daba pautas sobre cómo notificar los contagios, qué tipo de test hacer a los empleados o cómo actuar ante trabajadores vulnerables o con Covid persistente.

En la última edición antes de la actualización que se espera para los próximos días se incluía el uso de “mascarillas adecuadas en función del riesgo de exposición” a la Covid entre las “medidas de protección colectiva” que las empresas deben poner a disposición de sus trabajadores, junto a otros elementos como “agua y jabón, o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida”.

Asimismo, el Gobierno recomienda que las empresas tengan en cuenta el parecer de los empleados a la hora de fijar medidas, que a partir de ahora tendrán que determinar qué se hace con las mascarillas.

En el capítulo sobre “naturaleza de las actividades y evaluación del riesgo de exposición” al virus en el lugar de trabajo, la guía del Gobierno establece que “cualquier toma de decisión sobre las medidas preventivas a adoptar en cada empresa deberá basarse en información recabada mediante la evaluación específica del riesgo de exposición, que se realizará siempre en consonancia con la información aportada por las autoridades sanitarias. En este proceso, se consultará a los trabajadores y se considerarán sus propuestas”.

Escrito por Z7O-_

Rate it

Artículo anterior


Publicaciones similares


Portuguese PT Spanish ES
0%