music_note
  • ¡HAZ TU PROGRAMA!
  • ¿QUÉ HACEMOS POR TI?
  • CONTACTO

ACTUALIDAD

“Tenemos un problema importante con los EPI y sobre todo con las mascarillas”

todayenero 31, 2022

Fondo
share close

“Probablemente, el Sistema Nacional de Salud (SNS) se está enfrentando al reto más importante”. Con esta advertencia, que poco después se quedaría corta, cerró el exministro de Sanidad Salvador Illa la reunión extraordinaria de Consejo Interterritorial de Sanidad del 12 de marzo, dos días antes de que el Gobierno decretara el primer estado de alarma que confinó a los españoles para afrontar la primera y mortífera ola de la pandemia por Covid-19. Figura en el acta correspondiente a la reunión de aquel día, una de más de 100 que se celebraron con carácter extraordinario desde aquel aciago mes de marzo de 2020 hasta la actualidad. 20minutos ha tenido acceso través del Portal de la Transparencia a 116 actas de los Consejos Interterritoriales que abarcan la pandemia y que irá desgranando en sucesivas entregas. En las primeras semanas, reflejan la angustia, las dudas y las preocupaciones de todo tipo que asaltaron a los consejeros autonómicos a medida que iban aumentando los contagios, se evidenciaba que no había material sanitario suficiente y que médicos y enfermeros se iban contagiando. El 12 de marzo, la urgencia quedaba patente en un comentario del consejero de Castilla-La Mancha. “Expone que tienen un problema importante con las PCR y con los EPI y sobre todo con las mascarillas”.

Actas de la pandemia

Las primeras reuniones monográficas para tratar la evolución de la Covid muestran cómo Gobierno y comunidades pasaron de contar los casos que se detectaban e China o en Italia a la urgencia para hacer de “planes de contingencia” para las UCIS en los hospitales españoles, cuando la transmisión pasó de puntual a comunitaria y de centrarse en tres comunidades -Madrid, País Vasco y La Rioja- a estar descontrolada en todo el territorio.

“Mantengan alerta a los servicios jurídicos por si hubiera medidas para implementarlas con agilidad”, pidió Illa a los consejeros el 9 de marzo, cinco días antes de decretarse el estado de alarma y cuando el ministro todavía calculaba que era posible no tener otra reunión hasta cuatro días después. Error. A partir de ese momento los encuentros telemáticos entre los consejeros se sucedieron de forma diaria, en una semana que desembocó con el decreto que confinó a toda la población.

Coordinación y compras centralizadas

El mes de marzo -15 días antes del estado de alarma- empezó con las comunidades contando sus contagios todavía a cuentagotas, salvo en la Comunidad de Madrid donde ya la reunión del día 1, su consejero comenta que tienen “numerosos casos” . Como también hace Castilla y León, pone en duda si tendrán suficientes equipos de protección. “Existen problemas con PCR y con los EPI, de los que habría que hacer compra centralizada”, dice la consejera castellanoleonesa. Fue la primera de las muchas veces que los distintos consejeros pidieron a Illa coordinación en las medidas y pautas comunes, para hacer compras, gestionar las residencias de mayores o decidir qué se hacía con los viajes y los eventos masivos.

La del material sanitario y de protección es una petición constante en todas las reuniones. Los consejeros echaban en falta mascarillas, EPI, PCRs. Casi quince días después, en la reunión del 13 de marzo, la respuestas de Illa sigue siendo que “se está trabajando intensamente en el tema de los materiales de protección” y “toma nota” de las “necesidades inminentes de material”.

El 1 de marzo el tono que reflejan las actas es tranquilo, aunque además sobre la posible falta de PCR o de mascarillas también se menciona ya la posibilidad de cerrar el países a quienes lleguen de China o de Italia. Eso sucedería poco después, el 10 de marzo, y la consejera valenciana muestra su preocupación por la cercanía de las Fallas, que como todo lo demás terminarían suspendiéndose.

También existe un convencimiento generalizado de que hay que informar bien a la ciudadanía. “Si se adoptan medidas tan extremas como suspender eventos, hay que explicar a la sociedad las medidas que se están tomando”, dice la consejera de Aragón.

Más médicos

El 5 de marzo de 2020 predomina la preocupación entre las comunidades sobre cómo movilizar más personal médico. Para entonces ya se prohíben todos los congresos y formaciones presenciales de los sanitarios para evitar contagios y la consejera valenciana se queda sola planteando si habría que mandar a los médicos residentes, los MIR, a su casa, puesto que están en periodo de prácticas. La opinión dominante es la contraria, que se incorporen a trabajar como un médico más.

La consejera del País Vasco indica que “ya no considera a los MIR estudiantes en practicas, sino profesionales a lo que darán cursos especiales y no van a prescindir de ellos”. El de Galicia que, “ante el aislamiento de los profesionales sanitarios pueda plantearse la posibilidad de poder utilizarlos en casos necesarios”. Asturias plantea la “viabilidad de contratar a profesionales especialistas en bolsas de desempleo , así como a médicos sin especialidad”.

En esos primeros momentos, las comunidades ya temen por los contagios entre el personal sanitario pero estas discusiones se mezclan con otras que, aunque también son inquietantes, tienen un punto hilarante. Por ejemplo, el famoso funeral en Vitoria a principios de marzo que provocó uno de los primeros grandes focos de contagios y al que acudieron “600 personas, algunas procedentes de Italia”, según informó la consejera de La Rioja.

Otro factor de preocupación recurrente son las celebraciones de la iglesia evangélica, que los consejeros ven como un nicho de contagios. “La consejera de Navarra informa de que por un evento evangelista de mas de 1.000 personas en Amberes tiene una nigeriana vecina de Navarra en la UCI y de que han decidido restringir una nueva reunión prevista para Semana Santa”, dice el acta del 5 de marzo.

9-M: punto de no retorno

El 9 de marzo de 2020, es el día que el Gobierno admite que la situación y su manera de afrontarla dio un vuelco debido al alza de contagios, que desembocaría en la declaración del estado de alarma cinco días después. Un día antes se habían celebrado en numerosas ciudades las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer que durante meses después fueron objeto de crítica al Gobierno por no haberlas cancelado. Sin embargo, nada de esto se mencionó en el Consejo Interterritorial de Sanidad, donde casi desde el principio fueron frecuentes las dudas y las indicaciones de los consejeros sobre qué hacer con las competiciones deportivas multitudinarias, que terminaron celebrándose a puerta cerrada.

“El consejero de Andalucía plantea un tema importante, el de los partidos de fútbol, como el del equipo de Sevilla contra el de Roma, que se jugará en Italia a puerta cerrada a en Sevilla vendrían 2.200 italianos”, recoge el acta del 9 de marzo.

Ese día se registran 904 casos de coronavirus en todo el país -hasta hoy se han contagiado 9,6 millones de personas-, 315 más que el día antes, y en el Consejo Interterritorial de Sanidad se habla por primera vez de “cuarentena de la población”. Es en relación a Italia, porque Illa acaba de participar en un consejo de ministros de la UE que ha constatado que la situación en este país es de “descontrol”. Francia y Alemania también dicen que, como en el norte de Italia, van a confinar a la población en algunas zonas, pero de lo que no se habla en el Consejo Interterritorial para España, a cinco días del estado de alarma. Como mucho, Illa apunta a la posibilidad de prohibir los vueltos hacia y desde Italia, que sucederá tres días después, el 12 de marzo.

“Se ha producido un incremento de casos muy notable”, informa el doctor Fernando Simón, con “tres focos, en la Comunidad de Madrid, País Vasco y La Rioja”.

En esta reunión la tensión empieza a ser palpable. Illa les dice a los consejeros que, “ahora más que nunca, ante una semana difícil, es esencial mantener la coordinación, la unidad y la razonabilidad de las medidas que se adopten, sean las que sean, como viene sucediendo hasta ahora”.

“Es muy importante tener preparados todos los planes asistenciales, los planes de contingencia de los hospitales y organizar, sobre todo, las capacidades de las Unidades de Cuidados Intensivos”, añade.

Cierre de colegios

Desde hace días, los consejeros han ido desgranando los datos de contagios, las medidas que están tomando para afrontar la situación y las que deberían coordinarse, como el cierre de centros de mayores o en los colegios, que están a punto de clausurarse, primero en Madrid, La Rioja y el País Vasco y al día siguiente en todo el país. Ese 9 de marzo, la reunión concluye con Illa diciendo que “el asunto del cierre de colegios es un tema muy sensible, por lo que se enviará una recomendación para que exista una pauta de actuación común”.

Durante el encuentro, el nerviosismo es palpable, sobre todo en las comunidades más afectadas. La Comunidad de Madrid ya plantea “medidas para contener” un contagio que ya denomina “comunitario”, dado que “se están produciendo casos que no tienen relación unos con otros” La Rioja habla de “decisiones más duras”. “Informa que ha procedido a hacer unas notificaciones formales para que la población entienda que las indicaciones que se están dando de permanecer en el el domicilio son de obligado cumplimiento”, indica el acta de la reunión del 9 marzo sobre la intervención de La Rioja.

También se empieza a organizar ya qué tipo de datos deben dar las comunidades al Ministerio y ese día Simón hace una petición especial, sobre una cuestión tan dolorosa como polémica. Ruega a los consejeros que “faciliten datos de los fallecidos, que es una información muy sensible y si no hay información sólida se generan más dudas que otra cosa”, les dice.

La reunión termina con Illa comprometiéndoles a darles alguna indicación sobre el cierre de colegios, que Madrid cierra al día siguiente. También se han suspendido los vueltos con Italia y los viajes del Imserso por un mes (no se reanudarían hasta agosto de 2021). Ya es 10 de marzo e Illa convoca a los consejeros “para hacer balance de la jornada de cara a esta semana, que será complicada”.

“La situación ha cambiado”, comunica el ministro a los consejeros, a los que informa de que se ha empezado a hacer compra centralidad de productos sanitarios y “de todos los que se considere necesarios para hacer frente a la Covid”. En los meses y semanas siguientes esto fue motivo de grandes tensiones entre el Gobierno y las comunidades que, en esos momentos, entre quienes en esos momentos todavía destaca la buena colaboración. “El consejero de Andalucía está en sintonía absoluta con las medidas tomadas por el Consejo Interterritorial“, contemplará el acta del día 13 de marzo

A cuatro días del estado de alarma, Madrid es una de las comunidades donde se da transmisión comunitaria y su consejero advierte de que eso “implica decisiones de mayor calado”. Traslada también su “preocupación por cómo abordar la situación legal y jurídica de los trabajadores que deben atender a sus hijos menores de 12 años, tras el cierre de colegios y considera recomendable adoptar una medida conjunta”. “También ve preocupante el hecho de controlar los actos de duelo y funeral de los fallecidos”.

“La preocupación que hay en la población se ha trasladado a los profesionales sanitarios por la circulación de información sobre la situación en algunos hospitales”, advierte el consejero de Murcia en unos días en los que ya empezaba a hablarse de la posibilidad de colapso del sistema.

Alarma por los madrileños

Para el 11 de marzo, los contagios en Madrid -“la que tiene una presión muy por encima de las demás”, dice Illa- empiezan a crear ciertas tensiones territoriales. El consejero de Castilla-La Mancha, “por los dos corredores frontera con Madrid” que les ha llevado a tomar medidas relacionadas con los mayores y la de Aragón expone que “los estudiantes a los que se han cancelado las clases están yendo a las pistas de esquí del Pirineo aragonés y las llaman desde allí solicitando criterios”.

En la reunión del 12 de marzo, el consejero de Cantabria dirá que están “sobrepasados con la toma de muestra y que no no han sido capaces de recoger todas las muestras domiciliarias ya que decenas de personas procedentes de Madrid se han desplazado a su comunidad, con tres trenes al día, que han llegado llenos, al no entender el mensaje de no viajar”.

“Murcia comenta su preocupación, ya que están recibiendo numerosos ciudadanos procedentes de Madrid, sobre todo en la costa, que están saturando los dispositivos sanitarios”, dice también el acta de ese día.

Aislar a personas con síntomas

Aunque a trompicones, poco a poco se abre camino un primer protocolo y el 11 de marzo Simón explica a los consejeros que “se debe aislar a personas con síntomas que vengan de lugares de zonas de riesgo, con transmisión comunitaria significativa, y que deben quedarse en casa y solo llamar a salud pública si tienen síntomas”.

Antes de a la población general, el Gobierno ha planteado algunas pautas a los funcionarios, como publicó este diario. El 11 de marzo, el consejero de Cantabria preguntó por ello a Illa. Según dijo, “esta mañana han tenido conocimiento a través de la Delegación del Gobierno que la Administración General del Estado ha adoptado para sus funcionarios las medidas que este Consejo habilitó en zonas de transmisión comunitaria y ruega que se les informe. Illa, que no dio explicaciones públicas en su momento, responde al consejero que “es porque la mayor parte de la Administración está en Madrid, pero se les enviará la información”.

Planes de contingencia en las UCI

En las semanas inmediatamente anteriores a decretarse el primer estado de alarma, la preocupación que más manifiestan los consejeros tiene que ver con los equipos de protección, el contagio de los sanitarios y, avanzados los días y la gravedad de la pandemia, con la situación de las UCI.

El 12 de marzo ya se habla abiertamente de “planes de contingencia de las UCI”, del “cierre de estaciones de esquí” y de “cancelación de eventos religiosos”, como la Semana Santa. Como anticipo de uno de los mayores dramas de la pandemia, la consejera del País Vasco llama la atención sobre que “las residencias, incluso las privadas, no quieren tener casos positivos y los llevan a hospitales, provocado saturación”.

“El consejero de Galicia comenta que hoy es un día duro”, pide “criterios comunes” para a quién se hace PCR y muestra su preocupación por “el aislamiento de los profesionales sanitarios”. Recién comendada la pandemia que convirtió a España en líder mundial de contagios entre el personal médico, la respuesta que dio entonces el doctor Simón fue remitir la “guía de actuación con los profesionales sanitarios en casos de exposiciones de riesgo en el ámbito sanitario” colgada en la web del Ministerio.

Resines y Rozalén

El 12 de marzo se ha celebrado ya un Consejo de Ministros con un primer plan de medidas económicas y sanitarias frente a la Covid con 18.225 millones para ello. Un día más tarde, el 13 de marzo, el presidente, Pedro Sánchez, comparece para anunciar que al día siguiente se decretará el estado de alarma.

La medida no había sido anticipada por Illa a los consejeros en reuniones previas. De hecho, en la reunión del 12 de marzo y ante el nerviosismo de los consejeros por el movimiento de personas -particularmente desde Madrid- de unas comunidades a otras, solo les ha informado de que “desde el Ministerio se están poniendo en marcha campañas con el lema ‘Quédate en casa’ con la participación de actores como Resines o cantantes como Rozalen, que hará un concierto simbólico desde su casa”.

Pero nada se comenta sobre la prohibición de no salir a la calle que entraría en vigor el 14 de marzo. Un día antes, tras anunciarlo el presidente y tras dos semanas en la que se ha visto crecer los contagios y la preocupación de las comunidades, las primeras palabras del ministro en el Consejo Interterritorial del 13 de marzo son para afirmar que el estado de alarma “es una medida acertada y necesaria que se adopta en el momento oportuno para asegurar la adopción de las medidas necesarias”.

Escrito por Z7O-_

Rate it

Artículo anterior


Publicaciones similares


Portuguese PT Spanish ES
0%