La denuncia contra la ministra de las Tecnologías de Información y Telecomunicaciones tiene que ver con un contrato con la Unión Temporal Centros Poblados, que presentó garantías falsas en un proceso de adjudicación y recibió un anticipo equivalente a más de 18 millones de dólares.

Portuguese PT Spanish ES
0%