Rodrigo Chaves se impuso en el mano a mano con 52,88% de los votos contra 47,12% del exmandatario de centroizquierda José María Figueres, cuando se había completado un 95,24% del escrutinio. Asumirá un país estable democráticamente, pero aquejado por una severa crisis financiera y social.

Portuguese PT Spanish ES
0%