Jorge Glas había estado 1.645 días recluido, hasta que un juez dispuso el sábado su “libertad inmediata” al resolver favorablemente el hábeas corpus.

Portuguese PT Spanish ES
0%