Con la designación como canciller de Óscar Maúrtua de Romaña se abrió la expectativa respecto a si se trata de un gesto del presidente Pedro Castillo para bajar la tensión con la oposición, a días en que el gabinete pedirá al Congreso el voto de confianza.

Portuguese PT Spanish ES
0%