Según la Fiscalía, Fujimori habría cometido presunto delito de lavado de activos al recibir dinero ilícito de la constructora brasileña Odebrecht para financiar su campaña a la presidencia en 2011.

Portuguese PT Spanish ES
0%