Las nuevas sanciones permiten castigar a quienes hayan cometido abusos de los derechos humanos en otros países, disponen el congelamiento de cualquier propiedad en Estados Unidos y prohíbe transacciones a través del sistema financiero estadounidense.

Portuguese PT Spanish ES
0%