Las fuerzas que ocuparon la villa no asesinaron a ni un solo civil. Al conocer los efectos del bombardeo, Franco prohibió a las aviaciones italiana y alemana que llevaran a cabo acciones similares.

Portuguese PT Spanish ES
0%